Text Size
Too many requests
Viernes, Febrero 23, 2018
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Los errores de las sectas (IX)

Autor: Rubén GERARDO, ex miembro de una secta

Entre los argumentos que usan las sectas para acusar a la Iglesia de haber adoptado costumbres paganas, está la crítica al rezo del Santo Rosario. Su primer razonamiento es que en ninguna parte instruye la Biblia orar a una mujer y que sólo menciona oraciones dirigidas a Dios.

Enfatizan recordando que la primera epístola a Timoteo 2:5 afirma que hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo. Sin embargo encontramos, de inicio, tres tergiversaciones que intentan aplicar a ese argumento: primero, repiten con frecuencia la acusación de que la Iglesia está considerando a María y los santos como "otros dioses". Sobra decir que los católicos reconocemos a un solo Dios verdadero; por el contrario, podríamos citar varias ramas del protestantismo que declaran como dioses independientes a Jesucristo y al Espíritu Santo, porque rechazan el dogma de la Santísima Trinidad. Segundo, rezar es una palabra que implica recitar algo, sea de memoria o leyendo, pero de ningún modo es sinónimo indispensable de adoración. Similarmente "orar" implica el hecho de hablar. Por ejemplo cuando una persona habla en público, literalmente está orando, pero es lógico que esto no significa estar adorando a su público. Tercero: pretenden que pedir una intercesión ante Dios implica necesariamente el rechazo de la mediación redentora de Cristo. Sin duda reconocemos a Cristo como el único Salvador, pero eso no contradice la intercesión entre los fieles. En la Escritura encontramos muchos pasajes en los que hombres fieles piden a otros interceder ante Dios por ellos. San Pablo en su carta a los romanos 15:30 dice: "Os suplico hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu Santo, que luchéis juntamente conmigo en vuestra oraciones rogando a Dios por mí." No podríamos tergiversar esto diciendo que Pablo está desconociendo la mediación de Cristo por el hecho de hacer aquella súplica a otras personas. Por el contrario, eso demuestra la maravillosa comunión que existe entre los fieles dentro del mismo cuerpo que es la Iglesia. Los miembros de las sectas, por otro lado, acostumbran hacer campañas donde invocan mutuamente el favor sanador de Dios. Su defensa es afirmar que ellos lo hacen con personas vivas, pero que los católicos estamos invocando a personas muertas. Si ellos quieren tomar la muerte física como un corte de la comunión espiritual que existe entre hermanos en Cristo, entonces están asumiendo el triunfo de la muerte, pero sabemos que la resurrección de Cristo la vence. La Escritura declara que Dios no es un Dios de muertos sino de vivos y por eso nuestro Credo declara la doctrina de la comunión de los santos. La victoria de Cristo hace que los fieles permanezcan unidos y nada puede romper eso porque es un don Divino. Consecuentemente si nos dirigimos a María o a otras personas santas, aunque ya no están físicamente presentes, lo hacemos convencidos de que ellos se encuentran en contacto con Dios y que en Su presencia pueden interceder por todo el cuerpo unido. Además, está claro que Jesús aceptó la mediación de su Madre cuando, en Caná de Galilea, ella le pidió que ayudara a los recién casados que se habían quedado sin vino durante la fiesta de bodas.

Continuando sobre la crítica sectaria al Santo Rosario, los protestantes aluden que un círculo semejante de cuentas ya fue usado en el culto a Astarté, la diosa-madre, unos 800 años antes de Cristo. Dicen que igualmente los bramas usan rosarios con cientos de canicas, al igual que los adoradores de Vishnu y budistas en la India y en el Tíbet. Si tuviéramos que basarnos en ese tipo de análisis, encontraríamos que los cultos paganos también rezan, tienen altares, tienen libros, cantan, ayunan, danzan, construyen templos, bautizan y una infinidad de otros aspectos similares a la liturgia y costumbres de religiones cristianas. Por tanto, bajo la forzada visión protestante, no deberíamos tampoco hacer ni usar nada de eso, o podríamos acusarles malsanamente de "paganos". La historia del Rosario puede ser encontrada ampliamente en muchos escritos donde se ve que, por supuesto, no tiene relación alguna con adoraciones idolátricas. Al tal extremo llevan su crítica que un autor protestante afirmaba el absurdo de que, por el hecho de que durante el rezo de un Rosario se repiten los Ave María casi nueve veces más que el Padrenuestro, estamos dando más importancia a María que a Jesucristo.  Cuando muchos de proponen defender caprichos basados en el aborrecimiento, siempre fuerzan argumentos que parecen lógicos o tergiversan la verdad, demostrando en realidad una mediocre comprensión de las cosas. Un pasaje bíblico que usan con frecuencia es el de San Mateo 6,7: "Y al orar, no charléis mucho, como los gentiles, que se figuran que por su palabrería van a ser escuchados. No seáis como ellos, porque vuestro Padre sabe lo que necesitáis antes de pedírselo". (En la traducción protestante y otras dice: "No uséis vanas repeticiones". ) Es cierto que podemos cometer ese error. El Papa Juan Pablo II en su Carta Apostólica dedicada al Rosario nos previene cuidar de que no se lo convierta en una repetición mecánica de fórmulas, recordándonos que debe ser más bien una oración meditativa, contemplativa y afirmando que sin esta dimensión se desnaturaliza. El Salmo 136, por ejemplo, repite 26 veces la frase: "Porque es eterno su amor". ¿podrían los sectarios calificar eso como una vana repetición y rechazarlo de su Biblia? Se entiende que este cántico se hacía meditando en cado uno de los versos que proponen profundos motivos de alabanza a Dios.  Por eso también el Papa explica que el Rosario concentra en sí la profundidad de todo el mensaje evangélico, del cual es como un compendio.
Encontrándome aún en una secta, recibí la carta de una pareja que era líder de ese grupo, donde me aconsejaban rezar el Santo Rosario. Educado en los arraigados prejuicios que abundan en ese ambiente, esa carta no dejó de sorprenderme enormemente, pero por alguna razón la conservé y luego de mi retorno llegué a comprender la preciosa meditación y respeto al evangelio a que puede conducir su práctica ya que, contrariamente a su observación superficial, es una oración centrada en la cristología.

articulos
Prev Next

Excepciones que destruyen la regla

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Siempre se ha dicho que la excepción justifica la regla. El problema no es, pues, que haya excepciones, sino que las excepciones sean(...)

Leer más...

¿Qué queda del catolicismo a día de hoy?

Autor: Luis Fernando PÉREZ, periodista

De siempre se nos ha dicho, porque era cierto, queLeer más...

Vivir como cristianos en un mundo no cri…

Autor: Leonardo LUGARESI, teólogo

El cristianismo ha sido, al menos durante(...)

Leer más...

Silencio, se mata

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“Silencio, se rueda” es la frase típica cuando se está grabando una película. En los hospitales abundan los carteles de enfermeras con un(...)

Leer más...

Del individualismo a los constructores d…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO, FIDA y PMA

Las palabras del Papa Francisco al Cuerpo Diplomático del pasado 8 de(...)

Leer más...

Excusas para una guerra

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Dice un viejo refrán que “cuando quieras matar a tu perro debes decir que está rabioso”. O sea, cuando quieras romper con alguien,(...)

Leer más...

Ratzinger profetizó la "letanía" del nue…

Autor: Juan José ROMERO, escritor

Las «letanías» de la Iglesia del Nuevo Paradigma están recogidas(...)

Leer más...

¿De dónde saca el cardenal Marx la idea …

Autor: Alexander LUCIE-SMITH, sacerdote

El cardenal Reinhard Marx ha provocado una polémica al sugerir la(...)

Leer más...

Sobre las informaciones de capitulación …

Autor: George WEIGEL, escritor

El «examen de conciencia» es una parte importante de la espiritualidad(...)

Leer más...

Cuatro palabras

Autor: Joseph ZEN, cardenal arzobispo emérito de Hong Kong

Algunas personas(...)

Leer más...

El país imaginario visitado por Mons. Ma…

Autor: José Miguel ARRÁIZ, ingeniero

Las reciente declaraciones de Mons. Marcelo Sánchez Sorondo, Canciller de(...)

Leer más...

En la Iglesia católica no hay "cambios d…

Autor: George WEIGEL, escritor

Desde que Thomas Kuhn lo popularizase en su libro de 1962 Leer más...

Líneas rojas en China

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La diplomacia no es un oficio fácil y quizá por eso no hay muchos diplomáticos buenos, aunque yo soy amigo de alguno excelente.(...)

Leer más...

Líneas rojas en China

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La diplomacia no es un oficio fácil y quizá por eso no hay muchos diplomáticos buenos, aunque yo soy amigo de alguno excelente. Lo que(...)

Leer más...

¡No toquéis a los mártires chinos!

Autor: Luigi NEGRI, arzobispo emérito de Ferrara

Ante la confusa situación de la Iglesia italiana (y no solo), nos cuesta salir del inquietante(...)

Leer más...

"Humanae vitae" bajo asedio

A cincuenta años de su publicación, la encíclica de Pablo VI "Leer más...

Santo Tomás de Aquino: la razón silencio…

Autor: Tomas SALAS, doctor en Filología

Basta leer un fragmento o una parte de la(...)

Leer más...

La hora de los sacerdotes casados

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El viaje del Papa a Chile y Perú estuvo polarizado por la cuestión del apoyo del Pontífice a monseñor Barros, el obispo chileno(...)

Leer más...

Identidad católica reducida

Autor: Alonso GRACIÁN, escritor

“Unos pocos solamente piensan en la verdad depositada en el ser de las cosas”. Anselmo(...)

Leer más...

El Papa y "los zurdos"

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Cuando escribo este artículo, el Papa se encuentra ya en Perú, donde ha condenado enseguida la corrupción, que afecta a las élites políticas(...)

Leer más...

Mentes mentirosas

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

La etimología de las palabras esconde sabidurías muy hondas y provechosas. A nadie se le ocurriría pensar(...)

Leer más...

Mi casa es casa de oración

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Queridos hermanos sacerdotes, queridos todos: os escribo esta carta con todo cariño y con la normal preocupación y máximo interés(...)

Leer más...

En Chile, Francisco se desdobla. Y no se…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Falsos derechos, prudencia y libertad re…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Todos los años el Santo Padre se reúne con los embajadores acreditados ante la Santa Sede. El discurso al Cuerpo Diplomático es uno(...)

Leer más...

Historias de Curia. El desquite del card…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El Leer más...

Tres opciones para el futuro

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hay unos datos recientes sobre la situación de la Iglesia en España, que nos pueden ayudar a entender no sólo lo que está(...)

Leer más...

Por qué Ratzinger no es herético. La pal…

Autor: Sandro MAGISTER, Periodista

El ataque frontal a la teología de(...)

Leer más...

Ratzinger rehabilita a Müller. Pero tamb…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Se desploman los bautizos en España. Alg…

Autor: José Manuel GONZÁLEZ GUADALIX, sacerdote

Números cantan y además con una tenacidad insultante. Aporto dos datos. En el año 2015 se(...)

Leer más...

Continuidad sin ruptura

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Justo antes de acabar el año, Benedicto XVI, nos ha regalado una nueva y breve intervención, en forma de prólogo a un libro(...)

Leer más...

Familia cristiana e ideología de género

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El domingo después de Navidad y anterior a Año Nuevo, si(...)

Leer más...

Vaticano sin paz. Dinero, sexo y pesebre…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Navidad de tensión este año en el(...)

Leer más...

Nuestros esfuerzos y los giros inesperad…

Autor: José Luis RESTÁN, periodista

Al comienzo de su libro La infancia de JesúsLeer más...

El Niño Jesús, el origen de la Creación …

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En estos días navideños los cristianos celebramos con alegría la venida al mundo del Salvador, su Nacimiento, o dicho(...)

Leer más...

Navidad y esperanza

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Entre tantas preocupaciones e incluso escándalos, que salpican nuestra vida, la de la sociedad y la de la Iglesia, se nos puede olvidar(...)

Leer más...

Nadie lo escucha cuando defiende la vida…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Leer más...

Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4