Text Size
77-288.com
Jueves, Julio 28, 2016
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Los errores de las sectas (IX)

Autor: Rubén GERARDO, ex miembro de una secta

Entre los argumentos que usan las sectas para acusar a la Iglesia de haber adoptado costumbres paganas, está la crítica al rezo del Santo Rosario. Su primer razonamiento es que en ninguna parte instruye la Biblia orar a una mujer y que sólo menciona oraciones dirigidas a Dios.

Enfatizan recordando que la primera epístola a Timoteo 2:5 afirma que hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo. Sin embargo encontramos, de inicio, tres tergiversaciones que intentan aplicar a ese argumento: primero, repiten con frecuencia la acusación de que la Iglesia está considerando a María y los santos como "otros dioses". Sobra decir que los católicos reconocemos a un solo Dios verdadero; por el contrario, podríamos citar varias ramas del protestantismo que declaran como dioses independientes a Jesucristo y al Espíritu Santo, porque rechazan el dogma de la Santísima Trinidad. Segundo, rezar es una palabra que implica recitar algo, sea de memoria o leyendo, pero de ningún modo es sinónimo indispensable de adoración. Similarmente "orar" implica el hecho de hablar. Por ejemplo cuando una persona habla en público, literalmente está orando, pero es lógico que esto no significa estar adorando a su público. Tercero: pretenden que pedir una intercesión ante Dios implica necesariamente el rechazo de la mediación redentora de Cristo. Sin duda reconocemos a Cristo como el único Salvador, pero eso no contradice la intercesión entre los fieles. En la Escritura encontramos muchos pasajes en los que hombres fieles piden a otros interceder ante Dios por ellos. San Pablo en su carta a los romanos 15:30 dice: "Os suplico hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu Santo, que luchéis juntamente conmigo en vuestra oraciones rogando a Dios por mí." No podríamos tergiversar esto diciendo que Pablo está desconociendo la mediación de Cristo por el hecho de hacer aquella súplica a otras personas. Por el contrario, eso demuestra la maravillosa comunión que existe entre los fieles dentro del mismo cuerpo que es la Iglesia. Los miembros de las sectas, por otro lado, acostumbran hacer campañas donde invocan mutuamente el favor sanador de Dios. Su defensa es afirmar que ellos lo hacen con personas vivas, pero que los católicos estamos invocando a personas muertas. Si ellos quieren tomar la muerte física como un corte de la comunión espiritual que existe entre hermanos en Cristo, entonces están asumiendo el triunfo de la muerte, pero sabemos que la resurrección de Cristo la vence. La Escritura declara que Dios no es un Dios de muertos sino de vivos y por eso nuestro Credo declara la doctrina de la comunión de los santos. La victoria de Cristo hace que los fieles permanezcan unidos y nada puede romper eso porque es un don Divino. Consecuentemente si nos dirigimos a María o a otras personas santas, aunque ya no están físicamente presentes, lo hacemos convencidos de que ellos se encuentran en contacto con Dios y que en Su presencia pueden interceder por todo el cuerpo unido. Además, está claro que Jesús aceptó la mediación de su Madre cuando, en Caná de Galilea, ella le pidió que ayudara a los recién casados que se habían quedado sin vino durante la fiesta de bodas.

Continuando sobre la crítica sectaria al Santo Rosario, los protestantes aluden que un círculo semejante de cuentas ya fue usado en el culto a Astarté, la diosa-madre, unos 800 años antes de Cristo. Dicen que igualmente los bramas usan rosarios con cientos de canicas, al igual que los adoradores de Vishnu y budistas en la India y en el Tíbet. Si tuviéramos que basarnos en ese tipo de análisis, encontraríamos que los cultos paganos también rezan, tienen altares, tienen libros, cantan, ayunan, danzan, construyen templos, bautizan y una infinidad de otros aspectos similares a la liturgia y costumbres de religiones cristianas. Por tanto, bajo la forzada visión protestante, no deberíamos tampoco hacer ni usar nada de eso, o podríamos acusarles malsanamente de "paganos". La historia del Rosario puede ser encontrada ampliamente en muchos escritos donde se ve que, por supuesto, no tiene relación alguna con adoraciones idolátricas. Al tal extremo llevan su crítica que un autor protestante afirmaba el absurdo de que, por el hecho de que durante el rezo de un Rosario se repiten los Ave María casi nueve veces más que el Padrenuestro, estamos dando más importancia a María que a Jesucristo.  Cuando muchos de proponen defender caprichos basados en el aborrecimiento, siempre fuerzan argumentos que parecen lógicos o tergiversan la verdad, demostrando en realidad una mediocre comprensión de las cosas. Un pasaje bíblico que usan con frecuencia es el de San Mateo 6,7: "Y al orar, no charléis mucho, como los gentiles, que se figuran que por su palabrería van a ser escuchados. No seáis como ellos, porque vuestro Padre sabe lo que necesitáis antes de pedírselo". (En la traducción protestante y otras dice: "No uséis vanas repeticiones". ) Es cierto que podemos cometer ese error. El Papa Juan Pablo II en su Carta Apostólica dedicada al Rosario nos previene cuidar de que no se lo convierta en una repetición mecánica de fórmulas, recordándonos que debe ser más bien una oración meditativa, contemplativa y afirmando que sin esta dimensión se desnaturaliza. El Salmo 136, por ejemplo, repite 26 veces la frase: "Porque es eterno su amor". ¿podrían los sectarios calificar eso como una vana repetición y rechazarlo de su Biblia? Se entiende que este cántico se hacía meditando en cado uno de los versos que proponen profundos motivos de alabanza a Dios.  Por eso también el Papa explica que el Rosario concentra en sí la profundidad de todo el mensaje evangélico, del cual es como un compendio.
Encontrándome aún en una secta, recibí la carta de una pareja que era líder de ese grupo, donde me aconsejaban rezar el Santo Rosario. Educado en los arraigados prejuicios que abundan en ese ambiente, esa carta no dejó de sorprenderme enormemente, pero por alguna razón la conservé y luego de mi retorno llegué a comprender la preciosa meditación y respeto al evangelio a que puede conducir su práctica ya que, contrariamente a su observación superficial, es una oración centrada en la cristología.

articulos
Prev Next

Para vivir la "Amoris laetitia"

Autor: Ennio ANTONELLI, cardenal ex presidente del Pontificio Consejo para la Familia

Presento una lectura de Amoris Laetitia selectiva,(...)

Leer más...

Tribulaciones del cientifista compulsivo

Autor: Francisco José SOLER, doctor en Filosofía de la Física

Leer más...

Claridad, no sólo caridad: Clave en torn…

Autor: Dwight LONGENECKER, sacerdote

Cuando el Papa Francisco habla improvisando siempre(...)

Leer más...

¿Perdura aún el terror de los Tudor?

Autor: Joseph PEARCE, escritor

Uno de los mayores errores que puede cometer un estudiante de historia es confundir la llamada “Reforma” inglesa con su homónima(...)

Leer más...

No vivimos en un mundo desacralizado

Autor: Antonio BARNÉS, doctor en Filología

En el valioso libro de Ana Laura Santamaría: Implicaciones éticas de la Antígona de Sófocles. Una reflexión sobre(...)

Leer más...

Entre reglas y excepciones. Un equilibri…

Autores: Sandro MAGISTER, periodista/Ennio ANTONELLI, cardenal ex presidente del Pontificio Consejo para la Familia

Desde hace algunas semanas circula silenciosamente un escrito del cardenal Ennio(...)

Leer más...

No hay acuerdo real católico-luterano so…

Autor: Luis Fernando PÉREZ BUSTAMANTE, periodista

En la rueda de prensa que el papa Francisco dio en el avión de vuelta(...)

Leer más...

Yoga: Mi experiencia

Autor: Carmen CASTIELLA, abogada

Este artículo es sólo una reflexión fruto de mi experiencia. Soy plenamente consciente de los límites que supone mi autoría. Por(...)

Leer más...

La última luz

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Son muchos los lectores que me escriben inquietos, algunos muy lastimados en sus creencias, otros en un estado de(...)

Leer más...

Lutero, las disculpas a los homosexuales…

Autor: Riccardo CASCIOLI, periodista

Inevitablemente, en conferencias de prensa de este tipo, a preguntas difíciles que requerirían respuestas ponderadas y precisas sobre los términos empleados,(...)

Leer más...

Eucharistomen

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

“Eucharistomen”, acción de gracias, agradecimiento. Es la palabra que el Papa Benedicto ha elegido para expresar lo que siente en el(...)

Leer más...

Entre Atila y Genserico

Autor: Francisco Javier GARCÍA, catedrático de química

El siglo V fue especialmente convulso para Roma. Siendo Papa san León Magno, dos grandes peligros acechaban lo(...)

Leer más...

Pena de muerte y muertes de pena

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Santo Padre ha enviado un mensaje al VI Congreso Mundial contra la Pena de Muerte que se ha celebrado en Oslo. Rechaza sin paliativos(...)

Leer más...

Lutero, gran hereje

Autor: José María IRABURU, sacerdote

La tesis de que la decadencia moral de la Iglesia, bajo los Papas renacentistas, había llegado a un extremo intolerable,(...)

Leer más...

El efecto Ratzinger: para hacer memoria …

Autor: Isidora SUÁREZ, estudiante

Gratiasagens, Eucharistomen. Fueron éstas las palabras con las que el Papa Emérito Benedicto(...)

Leer más...

Sacerdocio católico y tentación protesta…

Autor: Gerhard L. MÜLLER, cardenal prefecto de Doctrina de la Fe

El Concilio Vaticano II intentó reabrir un nuevo camino hacia la comprensión auténtica de(...)

Leer más...

Monjes budistas se inspiran en la Madre …

Monjes budistas ayudan a los musulmanes pobres a celebrar el Ramadán en el espíritu de Madre Teresa. Es lo que sucede en Dacca, en el monasterio budista de Dharmarajika, donde hace seis años que los religiosos locales donan(...)

Leer más...

De la casuística a la misericordia. ¿Hac…

Autor: Michel SCHOOYANS, teólogo

Las discusiones ocurridas con ocasión del Sínodo la familia ha puesto de manifiesto la determinación de un grupo de pastores y(...)

Leer más...

El apestado Cañizares

Autor: Vidal ARRANZ, periodista

No sé si ustedes, estimados lectores, son plenamente conscientes de lo que ha ocurrido con el cardenal Antonio Cañizares. Ni estoy(...)

Leer más...

Cómo la falta de reveren cia hacia la Eu…

Autor: Francis PHILLIPS, escritor

Habiéndome referido en mi último blog a(...)

Leer más...

Jesús no propone simplemente ideales: ma…

Autor: Robert SPAEMANN, miembro de la Academia Pontificia para la Vida

Leer más...

¿Qué es el multiculturalismo?

Autor: Joseph PEARCE, escritor

El multiculturalismo es un tema espinoso. Es asimismo un asunto en el que resulta muy difícil un debate verdaderamente racional. El(...)

Leer más...

No apaguéis el Espíritu

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La Congregación para la Doctrina de la Fe ha publicado un documento sobre la relación que debe existir entre los nuevos(...)

Leer más...

Libertad de pensamiento

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

En 1984, explicando las artimañas empleadas por el Partido para transformar el pensamiento de la gente, George(...)

Leer más...

¿A qué esperan todos los obispos para sa…

Autor: Luis Fernando PÉREZ BUSTAMANTE, periodista

En España se va imponiendo a pasos cada vez más agigantados un régimen fascitoide con(...)

Leer más...

El cardenal Cañizares sólo es el primero

Autor: Francisco Javier GARCÍA, ingeniero

Quizás ensoberbecidos por el éxito tecnológico del momento, un grupo de filósofos europeos iniciaron hacia finales(...)

Leer más...

Laicismo antidemocrático

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

He leído en estos días en Leer más...

Apariciones marianas

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En las últimas semanas se han producido tres noticas relacionadas con apariciones, de signo diverso. Dos en contra y una a favor.

Leer más...

Mi campaña electoral

Autor: Manuel MORALES, agustino

Anoche empezaron nuestros políticos españoles su campaña electoral y esta mañana he empezado yo la mía. Como para todo fraile que se precie de serlo, el día -nuestro día-(...)

Leer más...

Los pecados de Venezuela

Autor: José Miguel ARRÁIZ, ingeniero

La situación de mi país Venezuela es una verdadera pesadilla.  Es increíble que en medio de una bonanza petrolera la(...)

Leer más...

Venezuela aterriza en Valencia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La semana pasada dediqué este comentario a advertir del riesgo que para la libertad, para la democracia, representaba el auge de(...)

Leer más...

"Amoris laetitia", conciencia y discerni…

Autor: George WOODALL, sacerdote

Casi dos meses después del lanzamiento de(...)

Leer más...

Permanencia

Autor: Rusell Ronald RENO, periodista, editor de First Things

Familia y(...)

Leer más...

Es la libertad, estúpido

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En 1992, en plena campaña electoral norteamericana, cuando parecía que Clinton no tenía nada que hacer frente a un Bush con un 90 por 100(...)

Leer más...

Arriba y abajo, la ironía de la evangeli…

Autor: José Luis RESTÁN, periodista

La abadía de Echternach, en Luxemburgo, fundada en el lejanísimo año 698 por San Willibrord, contempla cada año una nutrida procesión que discurre durante(...)

Leer más...

El Estado laico ha muerto

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En enero de 1998, acompañé a San Juan Pablo II en la visita que hizo a Cuba, como enviado especial del diario ABC. Fue un(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4