Text Size
77-288.com
Domingo, Mayo 01, 2016
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

¡Necesitamos la paz!

Autor: Antonio CAÑIZARES, Cardenal Prefecto de la Congregación de Culto Divino

La paz está amenazada, muy amenazada. La paz está rota en Siria y en otros muchos lugares de la tierra. Guerras, conflictos, violencia, terrorismo... continúan cosechando víctimas inocentes y generando divisiones y heridas que no se cierran. La paz parece, a veces, una meta verdaderamente inalcanzable. Con el panorama de fondo que tenemos en estos últimos tiempos, ¿cabe esperar la paz? ¡Sí, cabe esperar que venga la paz! ¡Podemos y debemos esperar una verdadera paz en el mundo; habrá un futuro de paz en la tierra! ¡La paz es posible! No se trata de un eslogan, sino de una certeza, porque la paz ha llegado ya en Aquél que trae la paz, que anuncia gozosamente la paz, que ha vencido el odio, que proclama bienaventurados a quienes trabajan por la paz. Ante una paz amenazada y rota, en una situación difícil para la paz como la que atravesamos, no podemos cruzarnos de brazos, o permanecer atenazados por el temor o la incertidumbre, o por la sola crítica a quienes la amenazan o la rompen. Necesitamos intervenir. Todos.

El Santo Padre no cesa de llamar a la paz, sobre todo en Siria, sobre todo desde su vibrante y angustioso llamamiento a la paz durante la oración del Angelus del domingo primero de este mes de septiembre, prolongado en todas sus intervenciones posteriores y hasta en el mismo semblante de preocupación que se adivina en su rostro. En este llamamiento no cesa de recordarnos que una de las intervenciones, sin duda una de las más poderosas, es la oración. La oración entraña un enorme poder espiritual, sobre todo cuando va acompañada del ayuno, del sacrificio y del sufrimiento. Por eso convocó a toda la Iglesia, al resto de las confesiones cristianas, a las otras religiones e incluso a los no creyentes, a una jornada de ayuno y de oración el pasado sábado. ¡Qué impresionante la plaza de San Pedro, en Roma, el sábado por la tarde noche!, llena de gente orando con el Papa, a quien, simultáneamente, se le acompañaba en la misma plegaria en todos los rincones de la tierra: el mundo de rodillas implorando la paz, de Quien viene y vendrá, con toda certeza, la paz.

Pero aquello del pasado sábado no fue un acto de unas horas que pasa. Esa plegaria y aquel ayuno continúan. Todos quedamos emplazados para unirnos al Papa, desde nuestro sitio, para seguir orando y suplicando a Dios por la paz, con ayuno y sacrificio, unidos a tanto sacrificio de cuantos sufren lo inimaginable por la falta de paz, por la guerra fratricida –amasada de intereses bastardos–. La oración, resistente como el acero cuando se templa bien al fuego del sacrificio y del perdón, hecha con fe y absoluta confianza y con todo el corazón, es la sola arma eficaz para penetrar hasta el corazón, que es donde nacen los sentimientos y las pasiones de los hombres, arma eficaz para acabar con la guerra, para que se implante la paz y se destierre de manera definitiva la violencia, el odio, la injusticia.

Para alcanzar la paz, además, educar para la paz. Esto es más urgente que nunca, porque los hombres, ante las tragedias violentas y destructoras que siguen afligiendo la humanidad, están tentados de abandonarse a la resignación y al fatalismo, como si la paz fuera un ideal inalcanzable. Hay que seguir apostando por una evidencia: ¡la paz es posible; más aún, la paz es necesaria! Necesitamos la paz que exige dominar el afán de todo hombre de sobresalir y de vencer, la intolerancia frente a los que piensan de manera diferente, o la tendencia a la exclusión. Necesitamos la paz que es fruto del cumplimiento de las bienaventuranzas, de la extinción de la causa de la violencia y de la ambición desmesurada del poder, de las riquezas, del interés propio y del egoísmo. Necesitamos la paz que antepone a otras cosas la mansedumbre, que ofrece a los demás el poder y la supremacía –que no el «vasallaje» ni la rendición a la injusticia ni a la iniquidad–, y que exige hacer gestos valientes de desarme, de diálogo auténtico, de afabilidad firme. La paz exige humildad –también social– para aceptar cualquier iniciativa que venga a solucionar o a perfeccionar la vida social. La paz se ha de construir sobre los cuatro pilares o bases señaladas por Juan XXIII, la verdad, la justicia, el amor y la libertad. Se impone pues un deber a todos los amantes de la paz, a los constructores de la paz: educar a toda la población en estos ideales, para preparar una era mejor para toda la humanidad. Educar en la legalidad y observancia del derecho, porque el derecho favorece la paz –«si quieres la paz, trabaja por la justicia», trabaja por el derecho, reza un viejo adagio–, educar en el respeto al orden jurídico y ético: así la fuerza material de las armas será reemplazada con la fuerza moral del derecho y de la moral. El derecho internacional está llamado cada vez más a ser exclusivamente un derecho de la paz, concebida en función de la justicia y de la solidaridad. Y, en este contexto, la moral debe fecundar el derecho; ella puede ejercer también la anticipación del derecho, en la medida en que indica la dirección de lo que es justo y bueno. Pero no se llegará al final del camino si la justicia no se integra con el amor. Por sí sola la justicia no basta. Más aún puede llegar a negarse a sí misma, si no se abre a la fuerza más profunda del amor. Y aquí tocamos la clave principal para la convivencia y la paz. Me decía hace un par de meses escasos un político muy conocido y de relieve internacional, un gran estadista de un país que sabe tanto históricamente de sufrimientos y de violencia: «Sin Dios no habrá convivencia entre los hombres y los pueblos; sin Dios no es posible la paz»: No lo olvidemos, Dios es, Dios es Amor. ¡Necesitamos la paz. Necesitamos a Dios. Sin Dios no será posible la paz, que es don suyo y reclama el amor!

articulos
Prev Next

La opción alemana del Papa argentino

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La confirmación definitiva de la adhesión del papa Francisco a la solución alemana de la cuestión crucial de la comunión a(...)

Leer más...

Pornografía infantil

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Asomaba el otro día una noticia sobre el desmantelamiento de una red (¡otra más!) de pornografía infantil que intercambiaba(...)

Leer más...

La misericordia de Dios en la Amoris lae…

Autor: José Antonio SAYÉS, teólogo

Con la Exhortación postsinodal que el(...)

Leer más...

Los derechos del Dios de la misericordia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Dicen que hace más ruido en el bosque un árbol que cae que mil que crecen lentamente. Aplicado a la Iglesia,(...)

Leer más...

La caridad loca

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Nos advertía Chesterton que el mundo moderno está invadido por las viejas virtudes cristianas que se han vuelto locas.(...)

Leer más...

Los dos enemigos de Hegel

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Hay dos formas de hacer política. La primera, que podríamos denominar realista, considera que existe un orden del ser(...)

Leer más...

Una saludable autocrítica

Autor: Giovanni SCALESE, sacerdote

Me han pedido un trabajo acerca de(...)

Leer más...

La exhortación apostólica no cambia la d…

Autor: Livio MELINA, presidente del Instituto Juan Pablo II para la Familia

Leer más...

El Canon 915 es el mismo antes y después…

Autor: Edward PETERS, doctor en Derecho Canónico

Que en virtud del(...)

Leer más...

"Amoris laetitia" y la enseñanza y práct…

Autor: Raymond L. BURKE, cardenal patrono de la Orden de Malta

Leer más...

"Amoris laetitia" no es un cambio de doc…

Autor: José PÉREZ SOBA, teólogo

Ha aparecido ya el documento más(...)

Leer más...

Discernimiento, como siempre

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Más allá del ruido que están armando los medios de comunicación en torno a la exhortación apostólica postsinodal “Amoris laetitia” del Papa Francisco, hay que(...)

Leer más...

Madre Angélica, in memoriam

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Como suele suceder, la muerte de alguien que ha sido verdaderamente grande sirve para apreciar aún más sus valores. Así ha(...)

Leer más...

Cristianofobia

Autor: Antonio BURGOS, periodista

Por lo visto la fe de los cristianos y la religiosidad popular de los españoles (que según el CIS se declaran(...)

Leer más...

Los milagros de la fe

Autor: Carlos ÁLVAREZ COZZI, abogado

En Buenos Aires, Argentina, un trabajador del ferrocarril hace unos veinte años aproximadamente sufrió un accidente laboral impresionante, recibió una descarga eléctrica en su(...)

Leer más...

Reverencia, devoción, saber estar

Autor: Javier SÁNCHEZ, sacerdote

Existe un modo específico y adecuado de(...)

Leer más...

Cómo el cardenal Müller relee al Papa

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La expectación por la exhortación apostólica con la que Francisco resumirá el doble sínodo sobre la familia es cada vez más(...)

Leer más...

La Eucaristía, salud de la Iglesia y del…

Autor: Raymond L. BURKE, cardenal patrono de la Orden de Malta

Leer más...

Pasar la página

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las últimas horas antes de la firma por el Papa de la exhortación apostólica postsinodal sobre la familia, han sido un fiel reflejo de lo(...)

Leer más...

La política y el "corazón dócil"

Autor: Manuel MORALES, agustino

Con la tremenda crisis humanitaria de nuestros refugiados al fondo (¡para mayor contraste!), asistíamos días atrás al “espectáculo” de nuestro Parlamento, mamporros verbales incluidos, y(...)

Leer más...

Teresa de Calcuta, completamente pobre

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El día 15, el Papa ha presidido un consistorio que ha decretado la canonización de la beata Teresa de Calcuta. El(...)

Leer más...

Podemos, a favor de la miseria y contra …

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Hace unos días leí indignado, pero no asombrado, que Podemos en varios Ayuntamientos y alguna Comunidad Autónoma ha decidido recortar las(...)

Leer más...

50 aniversario de la Conferencia Episcop…

Autor: Bruno MORENO, periodista

Cuando leo alguna noticia sobre la próxima celebración del 50º aniversario de la creación de la Conferencia Episcopal Española,(...)

Leer más...

Otegui y Bolinaga

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Ante el problema terrorista, la postura moral es bien sencilla. Si a alguien le dan un tiro en la nuca, o(...)

Leer más...

Fe en la gracia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Todo está ya a punto para la publicación de la exhortación apostólica postsinodal sobre la familia. Ya ha sido anunciado que, oficialmente, se firmará el(...)

Leer más...

Un pacto criminal

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

La noticia de que el PSOE y Ciudadanos habían sido capaces de firmar en pacto me alegró y pensé que era(...)

Leer más...

Absuelto monseñor Max Davis de abusos se…

Autor: Juan José ROMERO, periodista

En junio de 2014 la justicia australiana imputaba a Mons. Max Davis, obispo castrense de Australia(...)

Leer más...

Mero cristianismo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa Francisco ha sido desde el primer momento de su pontificado clarísimo con respecto al aborto. Otra cosa es que sus supuestos amigos, los(...)

Leer más...

Pablo VI y las religiosas violadas en el…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En la efervescente rueda de prensa del vuelo de vuelta de México a Roma, el Papa Francisco, entre otras cosas, ha(...)

Leer más...

Constructores y parásitos

Autor: Manuel MORALES, agustino

Todas las mañanas lleva uno a la oración irremediablemente el aburrido soniquete de las noticias nacionales de la radio: tramas de(...)

Leer más...

Interpretar a partir del corazón del Eva…

Autor: Juan José PÉREZ-SOBA, teólogo

La finalización de los sínodos sobre la familia dejó en la Iglesia la impresión de una especie de decepción. Luego(...)

Leer más...

María y los pobres

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Estar en Guadalupe ante la Morenita del Tepeyac y escuchar con los oídos del alma las palabras que le dijo a San Juan Diego es(...)

Leer más...

El reiki o tratar de curar con la nada

Autor: César NORAGUEDA, periodista

«Siempre me ha resultado sumamente paradójico que haya quien hable de una supuesta arrogancia de la ciencia o de la comunidad(...)

Leer más...

La protesta de los católicos ucranianos

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En el último cónclave en el que una potencia católica ejerció su derecho de veto, hace poco más de un siglo,(...)

Leer más...

De Roma a México pasando por Siria

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

México es la gran potencia católica de la América de habla española, tanto por el número de sus fieles como por la profunda religiosidad, sobre(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4