Text Size
Lunes, Diciembre 11, 2017
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

¡Necesitamos la paz!

Autor: Antonio CAÑIZARES, Cardenal Prefecto de la Congregación de Culto Divino

La paz está amenazada, muy amenazada. La paz está rota en Siria y en otros muchos lugares de la tierra. Guerras, conflictos, violencia, terrorismo... continúan cosechando víctimas inocentes y generando divisiones y heridas que no se cierran. La paz parece, a veces, una meta verdaderamente inalcanzable. Con el panorama de fondo que tenemos en estos últimos tiempos, ¿cabe esperar la paz? ¡Sí, cabe esperar que venga la paz! ¡Podemos y debemos esperar una verdadera paz en el mundo; habrá un futuro de paz en la tierra! ¡La paz es posible! No se trata de un eslogan, sino de una certeza, porque la paz ha llegado ya en Aquél que trae la paz, que anuncia gozosamente la paz, que ha vencido el odio, que proclama bienaventurados a quienes trabajan por la paz. Ante una paz amenazada y rota, en una situación difícil para la paz como la que atravesamos, no podemos cruzarnos de brazos, o permanecer atenazados por el temor o la incertidumbre, o por la sola crítica a quienes la amenazan o la rompen. Necesitamos intervenir. Todos.

El Santo Padre no cesa de llamar a la paz, sobre todo en Siria, sobre todo desde su vibrante y angustioso llamamiento a la paz durante la oración del Angelus del domingo primero de este mes de septiembre, prolongado en todas sus intervenciones posteriores y hasta en el mismo semblante de preocupación que se adivina en su rostro. En este llamamiento no cesa de recordarnos que una de las intervenciones, sin duda una de las más poderosas, es la oración. La oración entraña un enorme poder espiritual, sobre todo cuando va acompañada del ayuno, del sacrificio y del sufrimiento. Por eso convocó a toda la Iglesia, al resto de las confesiones cristianas, a las otras religiones e incluso a los no creyentes, a una jornada de ayuno y de oración el pasado sábado. ¡Qué impresionante la plaza de San Pedro, en Roma, el sábado por la tarde noche!, llena de gente orando con el Papa, a quien, simultáneamente, se le acompañaba en la misma plegaria en todos los rincones de la tierra: el mundo de rodillas implorando la paz, de Quien viene y vendrá, con toda certeza, la paz.

Pero aquello del pasado sábado no fue un acto de unas horas que pasa. Esa plegaria y aquel ayuno continúan. Todos quedamos emplazados para unirnos al Papa, desde nuestro sitio, para seguir orando y suplicando a Dios por la paz, con ayuno y sacrificio, unidos a tanto sacrificio de cuantos sufren lo inimaginable por la falta de paz, por la guerra fratricida –amasada de intereses bastardos–. La oración, resistente como el acero cuando se templa bien al fuego del sacrificio y del perdón, hecha con fe y absoluta confianza y con todo el corazón, es la sola arma eficaz para penetrar hasta el corazón, que es donde nacen los sentimientos y las pasiones de los hombres, arma eficaz para acabar con la guerra, para que se implante la paz y se destierre de manera definitiva la violencia, el odio, la injusticia.

Para alcanzar la paz, además, educar para la paz. Esto es más urgente que nunca, porque los hombres, ante las tragedias violentas y destructoras que siguen afligiendo la humanidad, están tentados de abandonarse a la resignación y al fatalismo, como si la paz fuera un ideal inalcanzable. Hay que seguir apostando por una evidencia: ¡la paz es posible; más aún, la paz es necesaria! Necesitamos la paz que exige dominar el afán de todo hombre de sobresalir y de vencer, la intolerancia frente a los que piensan de manera diferente, o la tendencia a la exclusión. Necesitamos la paz que es fruto del cumplimiento de las bienaventuranzas, de la extinción de la causa de la violencia y de la ambición desmesurada del poder, de las riquezas, del interés propio y del egoísmo. Necesitamos la paz que antepone a otras cosas la mansedumbre, que ofrece a los demás el poder y la supremacía –que no el «vasallaje» ni la rendición a la injusticia ni a la iniquidad–, y que exige hacer gestos valientes de desarme, de diálogo auténtico, de afabilidad firme. La paz exige humildad –también social– para aceptar cualquier iniciativa que venga a solucionar o a perfeccionar la vida social. La paz se ha de construir sobre los cuatro pilares o bases señaladas por Juan XXIII, la verdad, la justicia, el amor y la libertad. Se impone pues un deber a todos los amantes de la paz, a los constructores de la paz: educar a toda la población en estos ideales, para preparar una era mejor para toda la humanidad. Educar en la legalidad y observancia del derecho, porque el derecho favorece la paz –«si quieres la paz, trabaja por la justicia», trabaja por el derecho, reza un viejo adagio–, educar en el respeto al orden jurídico y ético: así la fuerza material de las armas será reemplazada con la fuerza moral del derecho y de la moral. El derecho internacional está llamado cada vez más a ser exclusivamente un derecho de la paz, concebida en función de la justicia y de la solidaridad. Y, en este contexto, la moral debe fecundar el derecho; ella puede ejercer también la anticipación del derecho, en la medida en que indica la dirección de lo que es justo y bueno. Pero no se llegará al final del camino si la justicia no se integra con el amor. Por sí sola la justicia no basta. Más aún puede llegar a negarse a sí misma, si no se abre a la fuerza más profunda del amor. Y aquí tocamos la clave principal para la convivencia y la paz. Me decía hace un par de meses escasos un político muy conocido y de relieve internacional, un gran estadista de un país que sabe tanto históricamente de sufrimientos y de violencia: «Sin Dios no habrá convivencia entre los hombres y los pueblos; sin Dios no es posible la paz»: No lo olvidemos, Dios es, Dios es Amor. ¡Necesitamos la paz. Necesitamos a Dios. Sin Dios no será posible la paz, que es don suyo y reclama el amor!

articulos
Prev Next

Una soberanía de Dios sobre Jerusalén, "…

Autor: Graziano MOTTA, periodista

Se ha reabierto la disputa por Jerusalén, o mejor dicho, por la reivindicación exclusiva de su soberanía musulmana, con(...)

Leer más...

Sobre la publicación de la carta del Pap…

Autor: Edward PETERS, doctor en Derecho Canónico

Hace unos tres meses predije que la carta del Papa Francisco a(...)

Leer más...

Fariseos del sexo

Autor: Miguel ARAGUREN, escritor

Todos participamos de ciertos fariseísmos. Casi siempre son menores, como cuando entre amigos decimos despreciar a las revistas del(...)

Leer más...

Myanmar y Bangladesh, mucho más que rohi…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La visita del Papa a Myanmar y Bangladesh, que terminó el sábado, ha estado marcada por la situación de la etnia rohingya. Reprimida(...)

Leer más...

Remedios maltratadores

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Los remedios con que nuestra época pretende combatir la calamidad del maltrato a la mujer sólo contribuirán(...)

Leer más...

Cisneros

Autor: Luis SUÁREZ, escritor

Se han cumplido quinientos años desde la muerte de un protagonista excepcional para la Historia de España, el cardenalLeer más...

El cadáver de España

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

El vaticinio de Menéndez Pelayo se cumple implacablemente: la unidad histórica de España se fraguó sobre la(...)

Leer más...

Europa, de cristiana a musulmana

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Una semana más, por tercera vez, el Santo Padre ha dedicado su catequesis de los miércoles a la Eucaristía. Ha recordado en esta(...)

Leer más...

Tentaciones a superar por la Iglesia

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

En las actuales circunstancias, la Iglesia, los cristianos, necesitamos superar tres soluciones equivocadas o tres riesgos(...)

Leer más...

Ante la muerte

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Noviembre es un mes especialmente dedicado a los difuntos. Leemos en «Misericordia et Misera» del Papa Francisco en el(...)

Leer más...

Cardenal George, cardenal Cupich, la fid…

Autor: Luis Fernando PÉREZ, periodista

Palabras del cardenal Francis George, arzobispo de Chicago, durante una charla de 2010 a sacerdotes recién(...)

Leer más...

Eucaristía y vida

Autor: Santiago MARTÍN sacerdote

Pasan muchas cosas en la Iglesia cada semana y a veces son tan graves que no queda más remedio que fijarse en ellas para aportar(...)

Leer más...

Los frutos de una disciplina blanda

Autor: Mark A. PILON, sacerdote

Cuando yo estaba en el seminario a principios de los sesenta, se nos enseñó el concepto(...)

Leer más...

La identidad de Cataluña

Autor: José María PETIT, filósofo

Los pueblos, como los individuos, tienen su propia identidad que se fundamenta(...)

Leer más...

Dolor, sorpresa y confianza

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las cosas, en la Iglesia y en la misma sociedad, se suceden tan rápidas que lo que era noticia un día, al siguiente queda rápidamente(...)

Leer más...

Un teólogo escribe al Papa: Hay caos en …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Thomas G. Weinandy es uno de los teólogos más conocidos. Vive en Washington, en el Seminario de(...)

Leer más...

El cardenal Müller sobre "Amoris laetiti…

Autor: Néstor MARTÍNEZ, filósofo

El Card. Müller ha escrito la introducción a un libro de Rocco Buttiglione en(...)

Leer más...

¿Qué reforma? ¿Qué cambios?

Autor: George WEIGEL, escritor

A pesar de la formulación que ustedes oirán antes y después del 31 de octubre en relación al quinto centenario de(...)

Leer más...

Vuelve la Europa católica

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En Europa había muchas naciones consideradas “católicas” debido a que esa era la religión de la mayoría de sus habitantes. Pero, de éstas, sólo cinco(...)

Leer más...

La bofetada de Francisco al cardenal Sar…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La carta con la que en los días pasados Francisco(...)

Leer más...

Iglesia y proceso soberanista

Autor: Oriol TRILLAS, abogado

Así como Stalin se preguntaba, con intención sarcástica, cuántas divisiones tenía el Papa, no podemos dudar de que el independentismo catalán(...)

Leer más...

El Sínodo de las selvas vírgenes y de lo…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La Santa Sede ha anunciado la celebración en Roma, para el mes de octubre del año que viene, de un Sínodo extraordinario dedicado a la(...)

Leer más...

Cosas del fin del mundo. Los "novísimos"…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En el importante diario "la Repubblica" del cual es fundador, Eugenio Scalfari,(...)

Leer más...

La superabundancia de los dones de Dios

Autor: Francisco Javier GARCÍA, químico

La fiesta de los Ángeles Custodios me ha hecho caer en la cuenta de la superabundancia de los dones de Dios. A primera vista, podría parecer que la(...)

Leer más...

La nueva represión de los teólogos catól…

Autor: Dan HITCHENS, periodista

Los católicos ortodoxos están enfrentando «persecución» - y no desde el ámbito secular, sino de sus propios(...)

Leer más...

Se puede cambiar de rumbo y acabar con e…

Autor: Fernando CHICA, monseñor observador permanente del Vaticano ante la FAO

Es un escándalo que todavía haya hambre y malnutrición en el mundo”. Estas palabras del Papa Francisco, en(...)

Leer más...

Cómo se destruye el catolicismo en Améri…

Autor: David CARLINE, profesor de Filosofía y Sociología

Si se hace un repaso de la historia del protestantismo liberal en los(...)

Leer más...

Pruebas para el cónclave. Parolín en "po…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Son tres los candidatos a Papa sobre los que se susurra dentro y fuera del Vaticano. Uno(...)

Leer más...

El Vaticano apoya a España

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Voy a tratar de nuevo, en este comentario semanal a la actualidad de la Iglesia, del intento de independencia de una parte de España, Cataluña,(...)

Leer más...

Impactante investigación sobre católicos…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Es cada vez más frecuente que los profesores de grupos de escolares protestantes del norte de Europa(...)

Leer más...

¡Inmenso e intenso dolor!

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Somos muchos los que sentimos como una daga de dolor intenso, clavada en lo más profundo de nuestras(...)

Leer más...

Violencia y víctimas en Cataluña

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Escribo este artículo a dos días de la celebración del referéndum ilegal e inconstitucional que los independentistas quieren llevar a cabo en Cataluña para separarla(...)

Leer más...

Silencio

Autor: Marco TOSATTI, periodista

Primero, denigrar. Adjudicar al adversario una etiqueta que lo ponga en dificultades ante la opinión pública, lo coloque a la defensiva.(...)

Leer más...

El brazo armado del Papa en el relato de…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El domingo 24 de septiembre, pasadas las doce de mediodía, la sala de prensa de la Santa(...)

Leer más...

Por qué lucho contra la eutanasia en los…

Autor: René STOCKMAN, superior general de los Hermanos de la Caridad

En el año 2002 Bélgica legalizó la eutanasia en nombre de la «dignidad» de(...)

Leer más...

Iglesias paralelas en Latinoamérica

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los obispos de Bolivia han estado en el Vaticano en visita “ad limina”, que es una especie de rendimiento de cuentas amigable que los obispos(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4