Text Size
Martes, Octubre 17, 2017
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Dijo Dios haya luz y hubo luz

Autor: Antonio FERNÁNDEZ BENAYAS, físico

Los sofisticados ingenios mecánicos en las funciones de ver y analizar, seguidos de complicados y, no pocas veces, enrevesados cálculos matemáticos, han ayudado a presentar la hipótesis de que el átomo es un complejo mundo de materia y energía, a modo de minúsculo sistema planetario al que también afectan las leyes de la gravitación universal.
Desde hace algunos años, en los campos de investigación sobre la base física del todo material de que se supone está compuesto el Universo, se habla de los quarks (mínimas porciones de “algo”) como partículas constitutivas de los bariones y mesones, entendiendo por barión al denominador común de los protones, neutrones e hiperones y por mesón un elemento a medio camino entre la materia y la pura energía (lo que los científicos llaman un bosón que facilita la interacción entre las diversas partículas subatómicas).
En ciertos apuntes teóricos sobre el tema se sugería la existencia de partículas sin masa, algo así como “porciones de energía” con la “facultad” de inventar o prestar masa a las más elementales entidades materiales. Al respecto y sí que preocupados por no perdernos en un laberinto de sugestivas formulaciones, podemos recordar a la llamada “teoría de las supercuerdas” que sugiere la existencia de hasta once dimensiones que apuntalarían la viabilidad de todas las leyes físicas que rigen la existencia y funcionalidad del Universo y, como muy sugerente, un paralelismo absoluto entre las leyes físicas de lo “infinitamente” pequeño y lo “infinitamente” grande (es decir el Universo o Totalidad Física de imponderables dimensiones). Leyes que habrían de regir el movimiento y función de “algo” pendiente de descubrir.
Fue en 1964 cuando Peter Higgs, que hoy cuenta 83 años, expuso al mundo de la ciencia una idea que prometía llevar al descubrimiento de ese algo como punto de partida de la realidad material: las partículas elementales se mueven no en el vacío sino en lo que los antiguos llamaban éter y que él presentó como un campo pleno de “bosones” o elementos con la virtualidad de destruir y asignar masa a las otras ya conocidas o adivinadas partículas subatómicas. Se llamó “Campo de Higgs” a ese supuesto mar de inconmensurable actividad y “Bosón de Higgs” al supuesto subatómico proveedor de las porciones de masa necesarias para la viabilidad funcional del mundo de las partículas elementales.
Para comprobar la concordancia de la teoría con la realidad había que contar con elementos de observación experimental desconocidos hasta la fecha; fue así como nació el Gran Colisionador de Hadrones (LHC del inglés Large Hadron Collider) la máquina que, tras años de paciente y escrupulosa investigación, ha facilitado lo que, desde el día cuatro de este mes de julio, el mundo científico no duda en calificar como el “descubrimiento del siglo”: el Bosón de Higgs existe más allá de cualquier duda razonable y cumple la función que supuso su mentor.
Según ponderados científicos, ello significa que conocemos el 4% de la estructura del Universo, lo que quiere decir que la Ciencia se ve impotente para explicar el cómo y el para qué del 96% restante, incluido el misterio de la vida además del qué y el para qué del alma humana con el consecuente don de la libertad. Claro que tal parcial descubrimiento, a lo sumo, nos lleva al momento en el que, según el Libro Sagrado, “dijo Dios haya luz y hubo luz” (Gen 1, 3).
Luego de admitir que el redactor sagrado no era ni podía ser un científico del siglo XXI y sí una persona de buena voluntad que, para creer, admitía sus limitaciones y escuchaba la voz de Dios o de su conciencia para luego apuntalar su fe con una razonada reflexión, los no materialistas vemos en el fenómeno descrito por ese redactor del Libro al momento inicial de la necesaria conexión del espacio, el movimiento y el tiempo para dar paso a la materialidad universal.
Desde la perspectiva de la ciencia moderna ¿estuvo en la luz el germen o principio físico de todo lo material que había de venir a posteriori? El propio Einstein no se atrevió a pronunciarse categóricamente sobre ello: lo más lejos que llegó al respecto fue aceptar a la luz como formada por “granos” de energía-materia llamados fotones, especie de quantos o partículas elementales sin masa apreciable... con un origen absolutamente misterioso. Pero, el que en los fotones no se pueda apreciar o medir la masa ¿es prueba de que realmente no exista, máxime cuando se admite el carácter corpuscular de un haz de luz? En el orden de los principios físicos es razonable admitir que la luz, compuesta por fotones, en razón de un plan o proyecto, “urdido en la eternidad” y con millones de siglos por delante, puede facilitar la formación de lo que los físicos llaman protones, los mismos elementos que, en complejísimas asociaciones, forman los átomos, los cuales, en nuevos planos de también muy compleja asociación, formarán las moléculas, que seguirán la progresiva escala de las realidades materiales siempre en el orden que evidencia esa fantástica conexión entre espacio, movimiento y tiempo.
Pudo desarrollarse así el proceso o de otra forma: por el momento, a la Ciencia le resulta imposible tanto adentrarse en el misterio de la raíz esencial de las cosas (la misma que dio o pudo dar paso a ese “Bosón de Higgs”) como presentar aceptables explicaciones del papel que nosotros mismos desempeñamos en lo que, a todas luces, hemos de calificar como un fantástico orden universal. Es el mismo Einstein quien dejó dicho: “la experiencia más hermosa que tenemos a nuestro alcance es el misterio... la certeza de que existe algo que no podemos alcanzar”.
Es así cómo, desde el Haya luz y en razón de lo que va descubriendo la Ciencia, faltan argumentos para contradecir la creencia de que el Supremo Hacedor proyectó, creó y puso en marcha un universo de realidades físicas según el lógico orden de inmensidades que se agrupan y complementan en un todo regido por leyes de interrelación y destino hasta llegar al Hombre, elevado sobre todas las realidades físico-materiales por el “soplo divino” que le faculta para amar en libertad y así corresponder en la medida de sus fuerzas al infinito Amor de su Creador. Esa correspondencia no puede expresarse de mejor manera que en el desarrollo de nuestras personales capacidades al servicio del prójimo.

articulos
Prev Next

La nueva represión de los teólogos catól…

Autor: Dan HITCHENS, periodista

Los católicos ortodoxos están enfrentando «persecución» - y no desde el ámbito secular, sino de sus propios(...)

Leer más...

Se puede cambiar de rumbo y acabar con e…

Autor: Fernando CHICA, monseñor observador permanente del Vaticano ante la FAO

Es un escándalo que todavía haya hambre y malnutrición en el mundo”. Estas palabras del Papa Francisco, en(...)

Leer más...

Cómo se destruye el catolicismo en Améri…

Autor: David CARLINE, profesor de Filosofía y Sociología

Si se hace un repaso de la historia del protestantismo liberal en los(...)

Leer más...

Pruebas para el cónclave. Parolín en "po…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Son tres los candidatos a Papa sobre los que se susurra dentro y fuera del Vaticano. Uno(...)

Leer más...

El Vaticano apoya a España

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Voy a tratar de nuevo, en este comentario semanal a la actualidad de la Iglesia, del intento de independencia de una parte de España, Cataluña,(...)

Leer más...

Impactante investigación sobre católicos…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Es cada vez más frecuente que los profesores de grupos de escolares protestantes del norte de Europa(...)

Leer más...

¡Inmenso e intenso dolor!

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Somos muchos los que sentimos como una daga de dolor intenso, clavada en lo más profundo de nuestras(...)

Leer más...

Violencia y víctimas en Cataluña

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Escribo este artículo a dos días de la celebración del referéndum ilegal e inconstitucional que los independentistas quieren llevar a cabo en Cataluña para separarla(...)

Leer más...

Silencio

Autor: Marco TOSATTI, periodista

Primero, denigrar. Adjudicar al adversario una etiqueta que lo ponga en dificultades ante la opinión pública, lo coloque a la defensiva.(...)

Leer más...

El brazo armado del Papa en el relato de…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El domingo 24 de septiembre, pasadas las doce de mediodía, la sala de prensa de la Santa(...)

Leer más...

Por qué lucho contra la eutanasia en los…

Autor: René STOCKMAN, superior general de los Hermanos de la Caridad

En el año 2002 Bélgica legalizó la eutanasia en nombre de la «dignidad» de(...)

Leer más...

Iglesias paralelas en Latinoamérica

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Los obispos de Bolivia han estado en el Vaticano en visita “ad limina”, que es una especie de rendimiento de cuentas amigable que los obispos(...)

Leer más...

Nueva carta al Papa pidiendo cambios en …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

"Santo Padre, Con profunda aflicción, pero impulsados por la fidelidad a Nuestro Señor Jesucristo, por el amor(...)

Leer más...

Muchos saludos a Wojtyla y Caffarra

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El terremoto que cambió la cara a la Pontificia Academia para la(...)

Leer más...

Detractores del cardenal Sarah piden su …

Autor: Matthew SCHMITZ, periodista

Una creciente multitud quiere la cabeza del cardenal Sarah en una bandeja. Abra cualquier periódico católico y encontrará a menudo una(...)

Leer más...

Los niños y la ideología de género

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

De acuerdo con los últimos Papas, tengo muy claro que la ideología de género podrá ser todo lo políticamente correcta que(...)

Leer más...

La tercera oleada LGTBI

Autor: Josep MIRÓ I ARDÈVOL, político

La perspectiva de género LGTBI es una ideología concretada en un proyecto político dirigido a modificar la cultura y transformar las(...)

Leer más...

Una paz basada en la justicia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa está en Colombia y, en el momento en que escribo, aún le faltan algunas de las etapas más delicadas de su viaje, como(...)

Leer más...

Caffarra, una presencia imponente y humi…

Autor: Luigi NEGRI, arzobispo emérito de Ferrara

El cardenal Carlo Caffarra ha sido en la vida de la Iglesia italiana, y por consiguiente en mi(...)

Leer más...

Testimonio de un matrimonio católico

Autor: Mario HÜBNER, doctor

Lo que caracterizó la vida de mis padres Mario Hübner Lehrer, austro polaco, oficialmente polaco y ciudadano legal uruguayo y de mi madre María de las Hermitas Varela López(...)

Leer más...

"Amoris laetitia", una victoria pírrica …

Autor: Francisco José DELGADO, sacerdote

Les prometo que estoy harto de escribir sobre Amoris Laetitia. Para mí la cosa está clarísima(...)

Leer más...

La "donna angelicata"

Autor: Enrique GARCÍA-MAÍQUEZ, escritor

Se escucha de vez en cuando la tesis de que el islam, cuando rechace del todo la violencia, hará mucho bien(...)

Leer más...

El Papa en Myanmar. El rostro violento d…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El  lunes 28 de agosto la sala de prensa vaticana ha anunciado oficialmente el viaje que el(...)

Leer más...

Volver a la pedagogía de Cristo

Autor: Francisco Javier GARCÍA, catedrático de Química

Por lo que cuentan los evangelios, Jesucristo empleó varios métodos de comunicación, en el trato cercano el diálogo, con los expertos la(...)

Leer más...

Legisladores que han votado por el abort…

Autor: Francisco Javier STEGMEIER, obispo de Villarica, Chile

Hermanas y hermanos en Jesucristo:

Leer más...

Cómo los católicos pueden recibir a los …

Autor: Robert SARAH, cardenal prefecto de la Congregación para el Culto

La Iglesia Católica ha sido criticada por muchos, incluyendo algunos(...)

Leer más...

Conjuras y cortinas de humo

Autor: Santiago MARTÍN , sacerdote

Esta semana han sido varios los comentaristas que han escrito sobre una supuesta conjura vaticana para crear las condiciones que condujeran al Papa a(...)

Leer más...

Formas retorcidas de miedo

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Resulta, en verdad, paradójico que el lema elegido para responder a los atentados yihadistas recientes haya sido No tenemos(...)

Leer más...

Santiago Martín, sacerdote

Autor: Ramón PÉREZ-MAURA, adjunto al director de ABC

ADVERTENCIA previa: todo lo que aquí diga puede estar influido por el hecho de que escribo sobre(...)

Leer más...

Don Santiago

Autor: Alfonso USSIA, periodista

El señor Arzobispo no le ha gustado lo que ha dicho su cura. El señor Arzobispo está instalado, quizá por obligación, en el cómodo edificio(...)

Leer más...

El hambre, dramática preocupación. Miran…

Autor: Fernando CHICA, monseñor observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El pasado 3 de julio, en Roma, el director general de la FAO, el profesor José(...)

Leer más...

Homilía del cardenal Sarah en La Vendée

Autor: Robert SARAH, prefecto de la Congregación para el Culto Divino

El domingo  XIX del tiempo ordinario, el cardenal Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino, celebró la Santa Misa en la catedral de La(...)

Leer más...

Maritain nos explica quién fue Lutero

Autor: Jorge SOLEY, economista

Se acerca la conmemoración, en 2017, de los 500 años del inicio de la Reforma protestante (el(...)

Leer más...

La abolición del sentido común

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Uno de los rasgos más estremecedores de nuestra época es la abolición del sentido común. Aquella fábula del rey(...)

Leer más...

La batalla de la eutanasia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Estoy convencido de que la mayoría de los que hablan a favor de “Amoris Laetitia” no han leído la exhortación apostólica del Papa Francisco. Lo(...)

Leer más...

Iglesia católica en Alemania, rica y dra…

Autor: Cristoph WIMMER, periodista

Hay una paradoja en el corazón del catolicismo alemán hoy en día. Por un lado, las cifras oficiales muestran una Leer más...

Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4