Text Size
Jueves, Febrero 11, 2016
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Dijo Dios haya luz y hubo luz

Autor: Antonio FERNÁNDEZ BENAYAS, físico

Los sofisticados ingenios mecánicos en las funciones de ver y analizar, seguidos de complicados y, no pocas veces, enrevesados cálculos matemáticos, han ayudado a presentar la hipótesis de que el átomo es un complejo mundo de materia y energía, a modo de minúsculo sistema planetario al que también afectan las leyes de la gravitación universal.
Desde hace algunos años, en los campos de investigación sobre la base física del todo material de que se supone está compuesto el Universo, se habla de los quarks (mínimas porciones de “algo”) como partículas constitutivas de los bariones y mesones, entendiendo por barión al denominador común de los protones, neutrones e hiperones y por mesón un elemento a medio camino entre la materia y la pura energía (lo que los científicos llaman un bosón que facilita la interacción entre las diversas partículas subatómicas).
En ciertos apuntes teóricos sobre el tema se sugería la existencia de partículas sin masa, algo así como “porciones de energía” con la “facultad” de inventar o prestar masa a las más elementales entidades materiales. Al respecto y sí que preocupados por no perdernos en un laberinto de sugestivas formulaciones, podemos recordar a la llamada “teoría de las supercuerdas” que sugiere la existencia de hasta once dimensiones que apuntalarían la viabilidad de todas las leyes físicas que rigen la existencia y funcionalidad del Universo y, como muy sugerente, un paralelismo absoluto entre las leyes físicas de lo “infinitamente” pequeño y lo “infinitamente” grande (es decir el Universo o Totalidad Física de imponderables dimensiones). Leyes que habrían de regir el movimiento y función de “algo” pendiente de descubrir.
Fue en 1964 cuando Peter Higgs, que hoy cuenta 83 años, expuso al mundo de la ciencia una idea que prometía llevar al descubrimiento de ese algo como punto de partida de la realidad material: las partículas elementales se mueven no en el vacío sino en lo que los antiguos llamaban éter y que él presentó como un campo pleno de “bosones” o elementos con la virtualidad de destruir y asignar masa a las otras ya conocidas o adivinadas partículas subatómicas. Se llamó “Campo de Higgs” a ese supuesto mar de inconmensurable actividad y “Bosón de Higgs” al supuesto subatómico proveedor de las porciones de masa necesarias para la viabilidad funcional del mundo de las partículas elementales.
Para comprobar la concordancia de la teoría con la realidad había que contar con elementos de observación experimental desconocidos hasta la fecha; fue así como nació el Gran Colisionador de Hadrones (LHC del inglés Large Hadron Collider) la máquina que, tras años de paciente y escrupulosa investigación, ha facilitado lo que, desde el día cuatro de este mes de julio, el mundo científico no duda en calificar como el “descubrimiento del siglo”: el Bosón de Higgs existe más allá de cualquier duda razonable y cumple la función que supuso su mentor.
Según ponderados científicos, ello significa que conocemos el 4% de la estructura del Universo, lo que quiere decir que la Ciencia se ve impotente para explicar el cómo y el para qué del 96% restante, incluido el misterio de la vida además del qué y el para qué del alma humana con el consecuente don de la libertad. Claro que tal parcial descubrimiento, a lo sumo, nos lleva al momento en el que, según el Libro Sagrado, “dijo Dios haya luz y hubo luz” (Gen 1, 3).
Luego de admitir que el redactor sagrado no era ni podía ser un científico del siglo XXI y sí una persona de buena voluntad que, para creer, admitía sus limitaciones y escuchaba la voz de Dios o de su conciencia para luego apuntalar su fe con una razonada reflexión, los no materialistas vemos en el fenómeno descrito por ese redactor del Libro al momento inicial de la necesaria conexión del espacio, el movimiento y el tiempo para dar paso a la materialidad universal.
Desde la perspectiva de la ciencia moderna ¿estuvo en la luz el germen o principio físico de todo lo material que había de venir a posteriori? El propio Einstein no se atrevió a pronunciarse categóricamente sobre ello: lo más lejos que llegó al respecto fue aceptar a la luz como formada por “granos” de energía-materia llamados fotones, especie de quantos o partículas elementales sin masa apreciable... con un origen absolutamente misterioso. Pero, el que en los fotones no se pueda apreciar o medir la masa ¿es prueba de que realmente no exista, máxime cuando se admite el carácter corpuscular de un haz de luz? En el orden de los principios físicos es razonable admitir que la luz, compuesta por fotones, en razón de un plan o proyecto, “urdido en la eternidad” y con millones de siglos por delante, puede facilitar la formación de lo que los físicos llaman protones, los mismos elementos que, en complejísimas asociaciones, forman los átomos, los cuales, en nuevos planos de también muy compleja asociación, formarán las moléculas, que seguirán la progresiva escala de las realidades materiales siempre en el orden que evidencia esa fantástica conexión entre espacio, movimiento y tiempo.
Pudo desarrollarse así el proceso o de otra forma: por el momento, a la Ciencia le resulta imposible tanto adentrarse en el misterio de la raíz esencial de las cosas (la misma que dio o pudo dar paso a ese “Bosón de Higgs”) como presentar aceptables explicaciones del papel que nosotros mismos desempeñamos en lo que, a todas luces, hemos de calificar como un fantástico orden universal. Es el mismo Einstein quien dejó dicho: “la experiencia más hermosa que tenemos a nuestro alcance es el misterio... la certeza de que existe algo que no podemos alcanzar”.
Es así cómo, desde el Haya luz y en razón de lo que va descubriendo la Ciencia, faltan argumentos para contradecir la creencia de que el Supremo Hacedor proyectó, creó y puso en marcha un universo de realidades físicas según el lógico orden de inmensidades que se agrupan y complementan en un todo regido por leyes de interrelación y destino hasta llegar al Hombre, elevado sobre todas las realidades físico-materiales por el “soplo divino” que le faculta para amar en libertad y así corresponder en la medida de sus fuerzas al infinito Amor de su Creador. Esa correspondencia no puede expresarse de mejor manera que en el desarrollo de nuestras personales capacidades al servicio del prójimo.

articulos
Prev Next

¿Honrando a María "demasiado"?

Autor: Mark Shea, católico converso

En el transcurso de(...)

Leer más...

Presunción de culpabilidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El reportaje publicado en Newsweek hace unos días sobre las calumnias que tuvieron que sufrir tres sacerdotes y un profesor de(...)

Leer más...

¿Será necesario cerrar las escuelas cató…

Autor: Matthew PITTAM, sacerdote

En mi última publicación preguntaba acerca del(...)

Leer más...

El mito del buen salvaje ha muerto

Autor: Alfonso V. CARRASCOSA, biólogo

La teoría del buen salvaje ha muerto. Se la ha llevado a la tumba un yacimiento a 30 kilómetros al(...)

Leer más...

¿Sacerdotes casados? En la Gregoriana vo…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Los cardenales Parolin y Ouellet se alinean para defender el celibato del clero latino, en una convención en la prestigiosa universidad(...)

Leer más...

El que llora

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Afirmaba Léon Bloy (1846-1917) que, cada vez que quería saber las últimas noticias, leía el «Apocalipsis»; por lo que(...)

Leer más...

Lo que la crisis episcopaliana nos enseñ…

Autor: Jorge SOLEY, economista

El inicio de este año nos ha dejado la noticia de que los obispos anglicanos han suspendido(...)

Leer más...

El cansancio del evangelizador. San Agus…

Autor: Néstor MORA, ingeniero

No creo descubrir nada si les comento todos los seres humanos somos limitados y con tendencia cometer errores diversos. Los evangelizadores,(...)

Leer más...

Occidente y la proscripción del cristian…

Autor: Gianfranco BATTISTI, sociólogo

Hace treinta años, el entonces cardenal Ratzinger recordaba que el apelativo "cristianos", aparecido por primera vez en Antioquía hacia el año(...)

Leer más...

El matrimonio en la ideología de género …

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En la ideología de género, el matrimonio y la familia son dos modos de violencia permanente contra la mujer y por(...)

Leer más...

Cautela

Autor: Santiago MARTÍN , sacerdote

Hay temas que son tan delicados que, sólo por tratarlos, se expone uno a ser insultado, amenazado o incluso cosas(...)

Leer más...

Por el bien común de España

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Acabo de regresar de Tierra Santa, donde he hecho ejercicios espirituales con varios sacerdotes de mi diócesis de(...)

Leer más...

Jubileo de la misericordia, pero con los…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La carta shock de un sacerdote que cuida las almas. Cada vez hay menos penitentes y cada vez menos arrepentidos. Los contraproducentes efectos de una "puerta" demasiado abierta.

Leer más...

El don de ser hijos de Dios

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El último vídeo del Papa, en el que hace una llamada a todos a rezar para que las diversas religiones sean(...)

Leer más...

Un cristiano asesinado cada cinco minuto…

Autor: WIEDERHOLEN, escritor

Durante el mes de septiembre, a medida que más cristianos fueron asesinados y perseguidos por su religión –no solo por Estado Islámico, también por musulmanes normales(...)

Leer más...

Todos los misterios del primer sacrament…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Se recogen aquí por primera vez las quince homilías bautismales pronunciadas por Benedicto XVI en la vigilia pascual y en el(...)

Leer más...

El fuego cruzado

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

A finales del siglo XIX, el cardenal Newman, hoy ya beato, escribió: “Agradezco a Dios vivir en una época en la(...)

Leer más...

Reina maga

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Agustín de Foxá, en un grandioso y escalofriante poema, tiene una visión premonitoria de la “horda cargada de intemperie(...)

Leer más...

I have a dream

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Martin Luther King, al final de la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad, en 1963, pronunció un discurso(...)

Leer más...

De ayer y de hoy

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

En las entrevistas que mantuve durante la promoción de mi novela Leer más...

Navidad teologal

Autor: J. C. GARCÍA DE POLAVIEJA, escritor

Los españoles celebramos la Navidad del 2015 en situación de extrema gravedad política, que abate a muchos(...)

Leer más...

Las dos partes de la misericordia divina

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Uno de los mejores ejemplos de la misericordia divina es la escena de la adúltera narrada en Jn 8, 3-11. No se trata de una(...)

Leer más...

Adviento, ante las elecciones

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Cuando escribo este artículo semanal, los españoles estarán pensando y decidiendo cuál será el sentido del voto que(...)

Leer más...

La dinámica de la misericordia

Autor: Juan Carlos GARCÍA DE POLAVIEJA, escritor

Quien dirige la historia, por encima de los poderes sumisos(...)

Leer más...

La misericordia se ríe del juicio

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Año santo de la Misericordia ha comenzado. Es, como ha dicho el Papa, un tiempo de gracia en el que(...)

Leer más...

Misericordia divina

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Este Año de la Misericordia será, inevitablemente, ocasión pintiparada para que nos bombardeen las meninges con teologías mamarrachoides y(...)

Leer más...

El próximo Sínodo ya está en construcció…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Mientras se espera el pronunciamiento del papa Francisco respecto a la comunión a los divorciados que se han vuelto a casar,(...)

Leer más...

Un jubileo por aclamación popular

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Misericordia para todos menos para la Iglesia jerárquica, demasiado cerrada y retrasada para merecer el perdón del Papa. Pero mientras tanto(...)

Leer más...

Bergoglio elogia a Ratzinger

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El viaje del Papa a África ha dado para mucho. Lo mejor, por supuesto, es que se ha realizado y que(...)

Leer más...

Oriana Fallaci y el Islam

Autor: José Alejandro GUILLAMÓN, periodista

Los más viejitos del lugar, y aún los menos viejos, recordarán a la gran periodista y escritora italiana Oriana Fallaci(...)

Leer más...

Terrorismo islámico, mucho más que pobre…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa está en África, visitando no unos países cualesquiera ni en un momento cualquiera. Algunos de esos países, como Kenia(...)

Leer más...

La web de los obispos alemanes insulta a…

Autor: Jorge SOLEY, economista

No hace falta recordar los desagradables comentarios del cardenal Kasper durante el Sínodo extraordinario celebrado hace ahora algo más de un(...)

Leer más...

La Iglesia y las religiones no cristiana…

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Hace unos días se cumplieron 50 años de la breve, pero muy importante, Declaración Nostra Aetate del Concilio(...)

Leer más...

La apostasía de la sociedad

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Hay muchísima gente que está volviendo la espalda a Dios, sea porque no quiere saber nada de Él, sea porque lo(...)

Leer más...

Una falsa batalla contra el Islam

Autor: Roberto de MATTEI, catedrático de Historia

Leer más...

Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4