Text Size
77-288.com
Viernes, Mayo 27, 2016
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Dijo Dios haya luz y hubo luz

Autor: Antonio FERNÁNDEZ BENAYAS, físico

Los sofisticados ingenios mecánicos en las funciones de ver y analizar, seguidos de complicados y, no pocas veces, enrevesados cálculos matemáticos, han ayudado a presentar la hipótesis de que el átomo es un complejo mundo de materia y energía, a modo de minúsculo sistema planetario al que también afectan las leyes de la gravitación universal.
Desde hace algunos años, en los campos de investigación sobre la base física del todo material de que se supone está compuesto el Universo, se habla de los quarks (mínimas porciones de “algo”) como partículas constitutivas de los bariones y mesones, entendiendo por barión al denominador común de los protones, neutrones e hiperones y por mesón un elemento a medio camino entre la materia y la pura energía (lo que los científicos llaman un bosón que facilita la interacción entre las diversas partículas subatómicas).
En ciertos apuntes teóricos sobre el tema se sugería la existencia de partículas sin masa, algo así como “porciones de energía” con la “facultad” de inventar o prestar masa a las más elementales entidades materiales. Al respecto y sí que preocupados por no perdernos en un laberinto de sugestivas formulaciones, podemos recordar a la llamada “teoría de las supercuerdas” que sugiere la existencia de hasta once dimensiones que apuntalarían la viabilidad de todas las leyes físicas que rigen la existencia y funcionalidad del Universo y, como muy sugerente, un paralelismo absoluto entre las leyes físicas de lo “infinitamente” pequeño y lo “infinitamente” grande (es decir el Universo o Totalidad Física de imponderables dimensiones). Leyes que habrían de regir el movimiento y función de “algo” pendiente de descubrir.
Fue en 1964 cuando Peter Higgs, que hoy cuenta 83 años, expuso al mundo de la ciencia una idea que prometía llevar al descubrimiento de ese algo como punto de partida de la realidad material: las partículas elementales se mueven no en el vacío sino en lo que los antiguos llamaban éter y que él presentó como un campo pleno de “bosones” o elementos con la virtualidad de destruir y asignar masa a las otras ya conocidas o adivinadas partículas subatómicas. Se llamó “Campo de Higgs” a ese supuesto mar de inconmensurable actividad y “Bosón de Higgs” al supuesto subatómico proveedor de las porciones de masa necesarias para la viabilidad funcional del mundo de las partículas elementales.
Para comprobar la concordancia de la teoría con la realidad había que contar con elementos de observación experimental desconocidos hasta la fecha; fue así como nació el Gran Colisionador de Hadrones (LHC del inglés Large Hadron Collider) la máquina que, tras años de paciente y escrupulosa investigación, ha facilitado lo que, desde el día cuatro de este mes de julio, el mundo científico no duda en calificar como el “descubrimiento del siglo”: el Bosón de Higgs existe más allá de cualquier duda razonable y cumple la función que supuso su mentor.
Según ponderados científicos, ello significa que conocemos el 4% de la estructura del Universo, lo que quiere decir que la Ciencia se ve impotente para explicar el cómo y el para qué del 96% restante, incluido el misterio de la vida además del qué y el para qué del alma humana con el consecuente don de la libertad. Claro que tal parcial descubrimiento, a lo sumo, nos lleva al momento en el que, según el Libro Sagrado, “dijo Dios haya luz y hubo luz” (Gen 1, 3).
Luego de admitir que el redactor sagrado no era ni podía ser un científico del siglo XXI y sí una persona de buena voluntad que, para creer, admitía sus limitaciones y escuchaba la voz de Dios o de su conciencia para luego apuntalar su fe con una razonada reflexión, los no materialistas vemos en el fenómeno descrito por ese redactor del Libro al momento inicial de la necesaria conexión del espacio, el movimiento y el tiempo para dar paso a la materialidad universal.
Desde la perspectiva de la ciencia moderna ¿estuvo en la luz el germen o principio físico de todo lo material que había de venir a posteriori? El propio Einstein no se atrevió a pronunciarse categóricamente sobre ello: lo más lejos que llegó al respecto fue aceptar a la luz como formada por “granos” de energía-materia llamados fotones, especie de quantos o partículas elementales sin masa apreciable... con un origen absolutamente misterioso. Pero, el que en los fotones no se pueda apreciar o medir la masa ¿es prueba de que realmente no exista, máxime cuando se admite el carácter corpuscular de un haz de luz? En el orden de los principios físicos es razonable admitir que la luz, compuesta por fotones, en razón de un plan o proyecto, “urdido en la eternidad” y con millones de siglos por delante, puede facilitar la formación de lo que los físicos llaman protones, los mismos elementos que, en complejísimas asociaciones, forman los átomos, los cuales, en nuevos planos de también muy compleja asociación, formarán las moléculas, que seguirán la progresiva escala de las realidades materiales siempre en el orden que evidencia esa fantástica conexión entre espacio, movimiento y tiempo.
Pudo desarrollarse así el proceso o de otra forma: por el momento, a la Ciencia le resulta imposible tanto adentrarse en el misterio de la raíz esencial de las cosas (la misma que dio o pudo dar paso a ese “Bosón de Higgs”) como presentar aceptables explicaciones del papel que nosotros mismos desempeñamos en lo que, a todas luces, hemos de calificar como un fantástico orden universal. Es el mismo Einstein quien dejó dicho: “la experiencia más hermosa que tenemos a nuestro alcance es el misterio... la certeza de que existe algo que no podemos alcanzar”.
Es así cómo, desde el Haya luz y en razón de lo que va descubriendo la Ciencia, faltan argumentos para contradecir la creencia de que el Supremo Hacedor proyectó, creó y puso en marcha un universo de realidades físicas según el lógico orden de inmensidades que se agrupan y complementan en un todo regido por leyes de interrelación y destino hasta llegar al Hombre, elevado sobre todas las realidades físico-materiales por el “soplo divino” que le faculta para amar en libertad y así corresponder en la medida de sus fuerzas al infinito Amor de su Creador. Esa correspondencia no puede expresarse de mejor manera que en el desarrollo de nuestras personales capacidades al servicio del prójimo.

articulos
Prev Next

El Estado laico ha muerto

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En enero de 1998, acompañé a San Juan Pablo II en la visita que hizo a Cuba, como enviado especial del diario ABC. Fue un(...)

Leer más...

Las bases de la democracia (II)

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

El compromiso en defensa de la persona humana en su dignidad inviolable es y ha de ser considerado(...)

Leer más...

"Amoris laetitia" tiene un autor a la so…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Son los párrafos clave de la exhortación post-sinodal "Amoris laetitia". Y son también -a propósito- los más ambiguos, como demuestran las(...)

Leer más...

Sobre la estrategia de legalización de u…

Autor: Víctor Hugo VALDA, ingeniero

Ante la nueva arremetida de la ideología de género en Bolivia y ante la gravedad del tema me permito compartir(...)

Leer más...

Benedicto XVI reafirma que el tercer sec…

Autor: Bruno MORENO, periodista

Todos los años en fechas cercanas al 13 de mayo, día en el que celebramos a Nuestra(...)

Leer más...

Visiones y apariciones marianas

Autor: Juan DEL CARMELO, escritor

Es este un tema, que da origen a muchas confusiones… En la web de la Santa sede, existe un extenso(...)

Leer más...

Las bases de la democracia (I)

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

No podemos olvidar que el valor de la democracia se mantiene o cae con los valores que encarna(...)

Leer más...

Islam bueno versus Islam malo

Autor: William KILPATRICK, sociólogo

La edición de FrontPage Magazine correspondiente al(...)

Leer más...

De desiertos y florestas

Autor: Manuel MORALES, agustino

Acabo de ver las imágenes de la fiesta. La alegría, las palabras y, sobre todo, el corazón del buen Papa Francisco me han hecho recordar(...)

Leer más...

Mirar lo positivo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Con mucha frecuencia recibo correos de personas alarmadas por lo que está sucediendo en la Iglesia, sobre todo tras la publicación(...)

Leer más...

Como animales heridos

Autor: Luis Fernando PÉREZ BUSTAMANTE, periodista

Es habitual que los veterinarios apliquen inyecciones para acabar con la vida de animales enfermos(...)

Leer más...

El magisterio líquido del Papa Francisco

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Cómo funciona el magisterio del Papa Francisco lo explicó hace pocos días un protegido suyo, el arzobispo Bruno Forte. Contó que(...)

Leer más...

¿Qué iba a anunciar Juan Pablo II el día…

Autor: Juan José ROMERO, periodista

Este viernes, día 13, se cumplen 35 años del atentado que sufrió San Juan Pablo II(...)

Leer más...

La opción alemana del Papa argentino

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La confirmación definitiva de la adhesión del papa Francisco a la solución alemana de la cuestión crucial de la comunión a(...)

Leer más...

Pornografía infantil

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Asomaba el otro día una noticia sobre el desmantelamiento de una red (¡otra más!) de pornografía infantil que intercambiaba(...)

Leer más...

La misericordia de Dios en la Amoris lae…

Autor: José Antonio SAYÉS, teólogo

Con la Exhortación postsinodal que el(...)

Leer más...

Los derechos del Dios de la misericordia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Dicen que hace más ruido en el bosque un árbol que cae que mil que crecen lentamente. Aplicado a la Iglesia,(...)

Leer más...

La caridad loca

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Nos advertía Chesterton que el mundo moderno está invadido por las viejas virtudes cristianas que se han vuelto locas.(...)

Leer más...

Los dos enemigos de Hegel

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Hay dos formas de hacer política. La primera, que podríamos denominar realista, considera que existe un orden del ser(...)

Leer más...

Una saludable autocrítica

Autor: Giovanni SCALESE, sacerdote

Me han pedido un trabajo acerca de(...)

Leer más...

La exhortación apostólica no cambia la d…

Autor: Livio MELINA, presidente del Instituto Juan Pablo II para la Familia

Leer más...

El Canon 915 es el mismo antes y después…

Autor: Edward PETERS, doctor en Derecho Canónico

Que en virtud del(...)

Leer más...

"Amoris laetitia" y la enseñanza y práct…

Autor: Raymond L. BURKE, cardenal patrono de la Orden de Malta

Leer más...

"Amoris laetitia" no es un cambio de doc…

Autor: José PÉREZ SOBA, teólogo

Ha aparecido ya el documento más(...)

Leer más...

Discernimiento, como siempre

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Más allá del ruido que están armando los medios de comunicación en torno a la exhortación apostólica postsinodal “Amoris laetitia” del Papa Francisco, hay que(...)

Leer más...

Madre Angélica, in memoriam

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Como suele suceder, la muerte de alguien que ha sido verdaderamente grande sirve para apreciar aún más sus valores. Así ha(...)

Leer más...

Cristianofobia

Autor: Antonio BURGOS, periodista

Por lo visto la fe de los cristianos y la religiosidad popular de los españoles (que según el CIS se declaran(...)

Leer más...

Los milagros de la fe

Autor: Carlos ÁLVAREZ COZZI, abogado

En Buenos Aires, Argentina, un trabajador del ferrocarril hace unos veinte años aproximadamente sufrió un accidente laboral impresionante, recibió una descarga eléctrica en su(...)

Leer más...

Reverencia, devoción, saber estar

Autor: Javier SÁNCHEZ, sacerdote

Existe un modo específico y adecuado de(...)

Leer más...

Cómo el cardenal Müller relee al Papa

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La expectación por la exhortación apostólica con la que Francisco resumirá el doble sínodo sobre la familia es cada vez más(...)

Leer más...

La Eucaristía, salud de la Iglesia y del…

Autor: Raymond L. BURKE, cardenal patrono de la Orden de Malta

Leer más...

Pasar la página

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las últimas horas antes de la firma por el Papa de la exhortación apostólica postsinodal sobre la familia, han sido un fiel reflejo de lo(...)

Leer más...

La política y el "corazón dócil"

Autor: Manuel MORALES, agustino

Con la tremenda crisis humanitaria de nuestros refugiados al fondo (¡para mayor contraste!), asistíamos días atrás al “espectáculo” de nuestro Parlamento, mamporros verbales incluidos, y(...)

Leer más...

Teresa de Calcuta, completamente pobre

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El día 15, el Papa ha presidido un consistorio que ha decretado la canonización de la beata Teresa de Calcuta. El(...)

Leer más...

Podemos, a favor de la miseria y contra …

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Hace unos días leí indignado, pero no asombrado, que Podemos en varios Ayuntamientos y alguna Comunidad Autónoma ha decidido recortar las(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4