Text Size
Jueves, Mayo 28, 2020
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

ultimasnoticias

Evitar la apostasía

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana se ha sabido, y es una gran noticia, que la Iglesia ha reconocido un milagro por intercesión del beato John Henry Newman, lo cual le abre las puertas hacia la canonización. Newman no es un personaje cualquiera, ni va a ser un santo cualquiera. Su figura es de tal importancia intelectual y moral que, con su canonización, va a iluminar mucho más al conjunto de la Iglesia universal, hasta el punto de que posiblemente mereciera ser nombrado Doctor de la Iglesia.

Lo más importante de su historia comienza cuando, siendo clérigo anglicano, junto con unos amigos de la Universidad de Oxford, ponen en marcha el movimiento que lleva ese nombre y que pretendía salvar a la Iglesia anglicana del secularismo y el liberalismo destructivo hacia el que se deslizaba, recuperando las raíces originarias de la primitiva Iglesia cristiana. En 1833, uno de los miembros fundadores del movimiento, John Keble, pronunció el sermón “La apostasía nacional”, denunciando la deriva de la Iglesia anglicana hacia ese liberalismo. Ese sermón causó una verdadera conmoción en Inglaterra y dividió el anglicanismo en dos: los que estaban contentos y conformes con la adaptación a los nuevos tiempos y los que rechazaban esa adaptación. Para el “Movimiento de Oxford” era esencial, para evitar la destrucción de la Iglesia anglicana, recuperar las raíces de la Iglesia primitiva y volver a ellas, algo así como lo que pretendió San Juan XXIII al convocar el Concilio Vaticano II. Newman fue el encargado de recuperar esos principios doctrinarios, para lo cual se dedicó al estudio de los Padres de la Iglesia y de los primeros Concilios. Poco a poco se fue dando cuenta de que todo lo que él buscaba seguía existiendo y residía en la Iglesia católica. Eso fue lo que, con dolor y gradualmente, le llevó a su conversión al catolicismo. Esa conversión le supuso, primero, el desprecio de los anglicanos, incluso muchos de los pertenecientes al Movimiento de Oxford, pero también la desconfianza de los católicos, que no estaban seguros de cuáles eran sus verdaderos motivos.

Uno de sus antiguos amigos, que seguía siendo clérigo anglicano, Kingsley, tan racista que consideraba a los católicos irlandeses como orangutanes blancos, le retó públicamente a explicar los verdaderos motivos de su conversión. Newman respondió escribiendo la más grande sus obras: “Apología pro vita sua”, una autobiografía al estilo de las Confesiones de San Agustín. La impresión que causó este libro, en el que Newman expone el porqué de lo que él denominó “el regreso a la casa del Padre”, fue tan grande que no sólo le devolvió el prestigio entre los anglicanos, sino que se lo ganó entre los católicos que le miraban con sospecha, hasta el punto de que el Papa León XIII le nombró cardenal, incluso sin ser obispo.

Pero ¿cuál es la importancia de Newman, el motivo por el que debe ser estudiado atentamente hoy? Él, y los fundadores del Movimiento de Oxford, detectan la deriva de su Iglesia e intentan ponerle freno yendo a las raíces, volviendo la mirada a la primitiva Iglesia. No lo consiguieron y hoy la Iglesia anglicana es una de las más liberales del mundo, totalmente adaptada a las exigencias del nuevo orden mundial: aceptación del aborto, la eutanasia, las relaciones fuera del matrimonio, la homosexualidad, el sacerdocio y el episcopado femenino e incluso el matrimonio homosexual entre los clérigos, hombres o mujeres. Pero eso no ha evitado que la Iglesia anglicana se desplome y avance día a día hacia la desaparición, que fue lo que con exactitud predijeron que iba a ocurrir Newman y sus amigos del Movimiento de Oxford. Pero lo que Newman vio que iba a suceder con el anglicanismo es lo que algunos vemos que puede suceder con el catolicismo. La adaptación al mundo, la deriva liberal y secularizante, la aceptación de todo aquello que nos exige el nuevo orden mundial traerá, ciertamente, la paz a la Iglesia, que ya no será atacada por las poderosas fuerzas de ese nuevo orden, pero será la paz de los cementerios, porque la Iglesia habrá muerto, como están muriendo las llamadas Iglesias protestantes históricas y no sólo el anglicanismo. La apostasía masiva de los católicos ya ha comenzado y será cada vez mayor si no hacemos algo.

Como intuyo Newman, como pidió San Juan XXIII, tenemos que volver a los orígenes, a la primitiva Iglesia. Y allí lo que había era un inmenso amor a Cristo que llevaba a sus seguidores a aceptar el martirio antes que traicionarle. Allí lo que había no era plegarse a las exigencias del Imperio por miedo a que te echaran a los leones. Allí lo que había era fidelidad a la enseñanza del Señor sin hacer concesiones a lo que el mundo pedía. Allí lo que había, en definitiva, era una mujer, la Santísima Virgen, que amaba a su Hijo y a su Dios, y un grupo de hombres y mujeres, los apóstoles y discípulos, para los cuales era más importante ser fieles al Señor que ganar el aplauso del mundo e incluso más importante que la propia vida.

Por eso necesitamos volver a Newman. Porque hoy hay que evitar en la Iglesia católica lo que él intentó evitar en su querida Iglesia anglicana. Aunque nos pase lo que le pasó a él, que no le entendieran y le criticaran unos y otros. Sin embargo, lo que cuenta es el final y en ese final hoy vemos ya a Newman en los altares como beato y pronto, si Dios quiere, le podremos venerar como santo.

articulos
Prev Next

Las ideologías dominantes y la Iglesia

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El reciente acuerdo entre el Partido Socialista, Podemos y Bildu ha hecho saltar(...)

Leer más...

Adaptarse es sucumbir

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Mientras en algunos países los obispos siguen peleando con los respectivos gobiernos por la negativa de estos a permitir las misas con público -los más(...)

Leer más...

El "Synodale Weg" y el irreflexivo plano…

Autor: Pietro DE MARCO, filósofo

Los obispos alemanes parecen no ser conscientes de(...)

Leer más...

No tengáis miedo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

En la biografía de Benedicto XVI que acaba de publicar -de momento sólo en alemán- Peter Seewald, el Papa emérito afirma que la sociedad(...)

Leer más...

Carta de Benedicto XVI sobre San Juan Pa…

Autor: Benedicto XVI, Papa emérito

El 18 de mayo, se cumplirán 100 años desde que el papa(...)

Leer más...

Carta a un concejal despistado

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Sr. Concejal, D. Aarón Cano: Siento desmentirle, defender la verdad y decirle que se ha equivocado usted plenamente,(...)

Leer más...

Cristo y Jonás

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

A pesar de estar aún confinados, aunque ya menos que antes, ésta ha sido una semana de noticias con largo recorrido: Sínodo de Alemania,(...)

Leer más...

La ideología de género al servicio del a…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Acaba de publicarse en Alemania un libro de Peter Seewald titulado «Benedickt XVI.(...)

Leer más...

Sexo, mujeres, poder. Los tres desafíos …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La pandemia de coronavirus ha hecho que el “camino(...)

Leer más...

Poder y sinodalidad

Autor: Gerhard MÜLLER, prefecto emérito de Doctrina de la Fe

La apostolicidad y la sinodalidad son dos(...)

Leer más...

Tiempo de espiritualidad

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Lo más destacado de la semana, que no lo más importante, ha sido el enfrentamiento entre algunas Conferencias Episcopales y sus respectivos gobiernos sobre(...)

Leer más...

Hombres delicados

Autor: Carlos Andrés GÓMEZ, doctor en Filosofía

De mis años escolares tengo una enorme cantidad(...)

Leer más...

La existencia del infierno

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Uno de los interrogantes de mucha gente es si existe o no el(...)

Leer más...

La desescalada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Mientras la pandemia está en expansión en algunos países, en otros parece que ya se ha estabilizado e incluso que su incidencia va disminuyendo.(...)

Leer más...

Dios es misericordia

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Era inevitable que, más pronto o más tarde, saltara la polémica de si la pandemia que padecemos es o no un castigo divino. Destacadas(...)

Leer más...

Celibato, Amazonía, Alemania. Vuelve al …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

En la mañana del domingo de Pascua y en la mañana del lunes de Gloria la revista(...)

Leer más...

La pandemia a la luz del Cántico de Jere…

Autor: Anthelme ADZAKLUI, religioso FM

Desde el acontecimiento salvador de la segunda persona de la Trinidad, Jesucristo, encarnado, muerto y resucitado, la mirada del mundo(...)

Leer más...

Pulmones y corazones

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Nos adentramos en el tiempo(...)

Leer más...

¡Es la Teología, estúpìdos!

Autor: Juan Manuel DE PRADA, escritor

Varios amigos lamentan la cobardía de algún obispacho (contracción de «obispo(...)

Leer más...

Una Semana Santa diferente

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Esta semana han sido dos las noticias más destacadas relacionadas con la(...)

Leer más...

La Pascua del cardenal Pell

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

“Lo que más deseo afra es celebrar una misa”,(...)

Leer más...

La Semana Santa del cardenal Pell

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Cuando en Roma todavía era de noche, hoy martes 7 de abril el tribunal supremo de Australia(...)

Leer más...

Una Semana Santa única

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Todas las semanas, desde hace años, dedico este comentario a analizar la actualidad de la Iglesia. Esa actualidad sigue centrada en lo que la(...)

Leer más...

El régimen chino y su culpabilidad moral…

Autor: Charles MAUG BO, cardenal arzobispo de Rangún

El viernes pasado, el Papa(...)

Leer más...

Compañeros en la tribulación y también e…

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

El autor del último libro de la Biblia se presenta así: “Yo, Juan, hermano vuestro,(...)

Leer más...

Un Wittenberg a cámara lenta sinodal

Autor: George Weigel, escritor

Como demostró magistralmente Carlos Eire, de la Universidad de(...)

Leer más...

Pedir sin insultar

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

El mundo continúa sometido al imperio del coronavirus que, como un dictador sangriento,(...)

Leer más...

Nada nuevo bajo el sol: La Iglesia, culp…

Autor: Jorge GONZÁLEZ GUADALIX, sacerdote

Siempre es bueno tener a alguien a quien echar la culpa, y(...)

Leer más...

Es más que el coronavirus. Es un cambio …

Autor: Roberto PERTICI, historiador

El texto de Pietro De Marco, como siempre, me(...)

Leer más...

La peste de la banalidad

Autor: Pietro DI MARCO, filósofo

En la coyuntura mundial de la pandemia actual(...)

Leer más...

Coronavirus: La obediencia cristiana a l…

Autor: José María URABURU, sacerdote

La Iglesia Católica, fiel a su historia, ha de librar(...)

Leer más...

Tiempo de oportunidades

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Las medidas que los obispos están tomando para evitar que la participación en las distintas actividades de la Iglesia contribuya a la expansión de la(...)

Leer más...

Dios detiene el coronavirus

Autor: Domingo DE ALMOGUERA, escritor

La epidemia del coronavirus supondrá(...)

Leer más...

Agua y cambio climático

Autor: Fernando CHICA, observador permanente de la Santa Sede ante la FAO

Con el lema «Agua y cambio climático», este 22 de marzo se conmemora(...)

Leer más...

Dios en tiempo de coronavirus

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote FM

Gabriel García Márquez escribió en 1985 “El amor en los tiempos del cólera”, según parece basada en la historia de amor entre sus propios padres. La(...)

Leer más...

El coronavirus desde la Providencia: Lla…

Autor: José GRANADOS, sacerdote

Estos días de Cuaresma releemos la salida de Israel de Egipto,(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia 
blog-Islam
 
 enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4